Sobre la emprendedora

¿Qué me dices, si te digo, que soy una Matemática Creativa?

Soy Deborah Rodríguez, estudié matemáticas, me especialicé en gestión de empresas, nunca he dejado de bailar, y hoy ayudo a emprendedoras creativas a construir una base sólida que les permita crecer en sus proyectos.

Emprendí, también, para vivir más cerca del arte.

Y es que para mí emprender fue eso, cambiar de vida, iniciar un nuevo camino, abrir horizontes y desafiar mis límites, llegar más lejos.

Apostar por mí, por la vida que quería. Una vida en la que el arte, sobre todo en forma de interpretación y danza, tendría papel protagonista.

Dar con esa contradicción en mí, atreverme a vivirla así, lo cambió todo. Soy matemática, y soy creativa. Soy orden, y soy ideas en ebullición. Soy números, y soy notas musicales. Soy estructura y, a la vez, soy colores y formas nuevas.

Soy asistente virtual, y soy mucho más que eso.

Sé que el arte, la creatividad y la comunicación no siempre se llevan bien con el orden, siempre en lucha con los corsés de lo establecido. Sé que una empresa necesita, precisamente, estructura y orden para crecer de forma equilibrada, de forma que te dé la libertad que buscabas al emprender.

Sé que seguir adelante con una empresa que no te permite crear libre es como pedirte que vivas sin oxígeno. Lo sé, porque yo elegí la libertad al iniciar mi camino emprendedor.

Y es de la conexión entre esas dos “yo” que también viven en mí, de la aceptación del caos y el abrazo al orden, que nace mi profesión.

Te ayudo a construir la estructura que permitirá a tu empresa crecer, crecer de forma que te permita seguir creando. Porque valoro lo que tu creatividad aporta al mundo, quiero seguir viéndote brillar.

Misión

Darle a tu empresa la solidez que necesita para permitirte seguir creando. Ayudarte a construir una empresa que te permita disfrutar, de verdad, del camino emprendedor.

Visión

Cuando le damos estructura a nuestra empresa, cuando ponemos orden y dejamos espacio para el crecimiento, todo se vuelve mucho más sencillo.

Quiero que todos esos proyectos que hacen más bello nuestro planeta, tengan espacio y estructura para crecer, quiero que más emprendedoras se sientan preparadas para poner el alma en su proyecto, yo pongo la estructura que les permitirá crecer libres.

Valores

Profesionalidad

Solo desde el conocimiento profundo del funcionamiento de una empresa y desde el compromiso absoluto con el valor que ésta aporta al mundo puedo ayudar a construir empresas creativas que crecen.

Empatía

Quiero ayudarte a construir una empresa que te permita crear libre, y solo se me ocurre una forma de hacerlo: entendiendo qué significa libertad para ti, viviendo a tu lado el momento que atraviesas.

Creatividad

Creatividad significa abrirse, disponerse a aprender, escuchar y reinterpretar. Te acompaño en tu creatividad y lo hago desde la mía. Desde esa creatividad que me permite estar en continuo descubrimiento.

La Deborah más íntima:

Nacida en un pueblecito de los Pirineos, crecí siendo la mayor de tres hermanas, razón por la que espabilé muy rápido. Afortunadamente siempre fui buena niña y no causé demasiados problemas ni molestias. Cosa que mi madre agradeció bastante, ya que mis hermanas, ahora también grandes amigas y confidentes, eran dos terremotos andantes.

Con el tiempo me convertí en una adolescente tímida y reservada, que soñaba con ser astronauta y a la vez tenía un gran potencial creativo. Fue por ese entonces cuando descubrí lo mucho que me gusta escribir y crear cualquier cosa en general, y también mi pasión por la música, que a día de hoy me sigue acompañando.

Y así fui creciendo, hasta llegar a ser una adulta muy activa e híper-organizada, que siempre tiene algo que hacer. Si no estoy trabajando, lo más seguro es que me encuentres en algún curso de danza o canto, o en una cafetería tranquila y acogedora, poniendo en orden mis ideas mientras las anoto en una libreta.

Foto de mí de pequeña, con montañas nevadas y el cielo azul.
Deborah de pequeña, en un trineo y con una gran sonrisa.